Ecuador, casos y cosas

Opinión 
By Noé Carrillo

El pasado miércoles 17 de septiembre en algunas calles de la ciudad capital, se desarrollaron dos marchas; una dirigida por la FUT (Federación Unitaria de Trabajadores), misma que manifestaba por medio de sus líderes el desacuerdo con el gobierno central al no ser tomados en cuenta para el debido debate antes de la realización del borrador del Nuevo Código del Trabajo, según informes a la prensa a nivel nacional. Mientras que el oficialismo por su parte, organizo una contra marcha haciendo un llamado a sus simpatizantes, con el objetivo de mostrar el respaldo al futuro Código del Trabajo y a la labor del gobierno del Ec. Rafael Correa Delgado.
Ambos bandos se reunieron a nombre de la democracia, pero considero personalmente que nadie debe hacerse de la “vista gorda”, los opositores al gobierno expresaron ante los diferentes medios de comunicación, que iban a organizar una “marcha pacífica”, pero al transcurrir el tiempo la ciudadanía capitalina residente en los sectores aledaños a los lugares por donde pasaron los manifestantes, fueron las verdaderas víctimas de una situación que estuvo muy lejos de llamarse “marcha pacífica”; ventanales rotos, calles llanas de escombros, policías y estudiantes heridos. 
Pero el gobierno central también tiene algo de responsabilidad de los desmanes causados por la oposición, pese a que no hay justificativo para la violencia en ninguna de sus formas, al organizar simultáneamente su concentración proselitista en la Plaza Grande bajo el lema “Unidos por la Revolución del Trabajo”, la oposición pudo tal vez tomarlo como una provocación directa. Y no es para menos, las marchas pudieron realizarse en días distintos y evitar provocaciones de ambas partes, garantizando el verdadero ejercicio de la democracia y la seguridad ciudadana.
Estimados lectores, sean correístas o no, creo que ante todo somos hermanos ecuatorianos. Debemos ser objetivos, nuestro país está viviendo situaciones en las que nosotros el pueblo debemos reaccionar, no en contra o a favor de un sector específico, debemos unirnos y analizar cada una de las circunstancias que se viven a diario en Ecuador, no siempre un colectivo tendrá la razón. ¡Hagámosle saber eso!

Fuente: www.dlokura1.blogspot.com
Fotos: www.ecuavisa.com - www.elcomercio.com