18 RAZONES POR LAS QUE NUNCA DEBERÍAS VISITAR MONTAÑITA

1. ¿Qué Montañita tiene olas perfectas para surfear? Corres el riesgo de enamorarte de esta hermosa tierra,  ¡podrías terminar bronceado y con los abdominales más marcados! No podrás evitarlo.


2. Tampoco quieres comprobar que las olas del mar tratan a todos y todas por igual… Que sus aguas brindar el confort a todo quien la visita . Riesgo de querer quedarte.


3. Del océano no solo salen surfistas, sino también comida fresca de mar deliciosamente preparada por los lugareños. ¡¿Cómo harás para volver a tu dieta de comida enlatada?. Dieta perdida.


4. Y no sabrás qué hacer con kilómetros de playa para relajarte, tomar sol, refrescarte con un coco o una cerveza. ¡Las vacaciones te ponen nervioso! Tú eres de los que necesita un plan. Adiós agenda. 


5. ¿Qué es esto de que “todo fluya”? Tú no te dejarás convencer por la buena onda de lo new age, lo bohemio y lo hippie…


6. Además, no quieres comprobar que los hippies siguen existiendo. Sí, si, ¡hippies de verdad! De esos que te llenan de historias y te inspiran a hacer un cambio positivo en el mundo. No, tú a eso le respondes: ¡ni loco! (ni borracho ni drogado)


7. ¿Hacer parapente con el Océano Pacífico de paisaje? Demasiada diversión y adrenalina para ti, puedes olvidar el pasado. 


8. ¿Relajarte al final del día con atardeceres que solo pueden describirse como perfectos? Cuidado te dan ganas de repetirlo al día siguiente…


9. Hay un montón de hoteles y hostales para todo gusto y de todo precio… ¿Para qué tener tantas opciones? Mejor quedarse en un edificio que es igual a todos los edificios que conoces.


10. Hay bandas tocando en vivo en la calle, shows de artistas con fuego, gente bailando con hula hula y más… Pero no puedes arriesgarte a que se te vuelva costumbre. ¿Cómo harás luego para vivir en un sitio que solo tiene un cine y unmall?


11. No solo hay artesanías económicas dignas de estar en una galería de arte, hechas por artesanos de Ecuador y del mundo. También hay “trueque”, como este man de la foto, que intercambió su receta de salsa de chile por un brazalete. A ti que te dejen tranquilo con las relaciones comerciales convencionales…


12. ¿Llegar a Montañita y encontrar personas de lo más interesantes que vienen de todas partes del mundo? No querrás hacer nuevos amigos… mucho trabajo para ti, que estás de acuerdo con que “mejor malo conocido que bueno por conocer”.


13. ¿Quién quisiera toparse con un paraíso para viajeros? Demasiada diversión y libertad para tu gusto.


14. Farra, vida nocturna, bailar en la calle hasta que salga el sol… ¡Cómo pueden soportar tanto buen vivir! Tú le dejas los kiosquitos de cocteles y música a otra gente que sepa qué hacer con ellos.


15. Además, ¿qué es eso de Full Moon Montañita? ¿Y si te haces adicto a este “ritual”? ¡Qué miedo!


16. ¿Cómo vas a hacer para escoger entre raves de música electrónica, discotecas con ritmos latinos y bandas tocando en vivo? Mejor dormirse a las 7:00 pm y dejarle la noche a los búhos.


17. Con tanta actividad nocturna, tú no comprendes qué clase de magia tiene este lugar que también te invita a hacer snorkel con tortugas en la Isla de la Plata y a disfrutar de otras muestras de increíble biodiversidad…


18. Si buscas un lugar para relajarte, divertirte, olvidarte de tus obligaciones y/o sentir que has entrado a un mundo paralelo y encantador, no vengas a Montañita. Podrías enamorarte perdidamente y buscar excusas para regresar una y otra vez.


Este artículo, publicado el 19 de febrero, fue escrito con ironía (fuente BBC Network), destacando las mejores características que el destino tiene para ofrecer.